No Te Preocupes, Querida

No Te Preocupes, Querida

100%
Julia Ann
23:45 | Vistas 540,867

¿Sos fanático de la masturbación? Bueno, si estás en este sitio, ¡seguro que lo eres! Penélope está de acuerdo y por eso es que esta escena es tan caliente. Penélope es simplemente una jovencita quien está probando su cuerpo, y jugar con su clítoris es uno de los “experimentos” por el cual todas atravesamos. No hace falta decir que verla tocarse es muy excitante. La vemos gimiendo y haciendo un gran trabajo con su agujerito rosadito, pero eso es solo el comienzo. Julia, su madrastra, pasa por al lado de la habitación y ve lo que está ocurriendo. Una familiar común quizás pasaría muy lentamente y cerraría la puerta, pero una madrastra sabe aprovecharse del momento. Julia decide unirse a la diversión, agarrando a Penélope por detrás y plantando sus dedos dentro de su concha. Julia le muestra a Penélope cómo se siente recibir placer de una mujer con experiencia. ¡Pero justo sucede que es su madrastra! Julia es una de las madres más atractivas que jamás verás en tu vida, y eso es lo que hace que esta escena sea tan inolvidable. Pero Julia no está aquí solo para dar placer, en cuanto termina de lamerle la concha a su hijastra, le toca a Penélope ponerse de rodillas. Julia se da vuelta y recibo sexo oral en su vagina (y culo) creando una unión familiar que durará por muchos, muchos años. Ya sabes lo que dicen: una vez que le comes el culo a tu hijastra, no vas a querer ningún otro culo. Te das cuenta que jugar contigo mismo a veces se puede convertir en algo mucho más increíble.

Crear mi cuenta gratuita