Es Un Padrastro Afortunado

Es Un Padrastro Afortunado

88%
Nady
22:19 | Vistas 16,940

Hank es un hombre afortunado quien recientemente se casó con mi madre quien es una belleza morena. Pero se sorprendió mucho cuando me conoció a mí, una versión más joven de mi madre. Para él es difícil no mirarme cuando vuelvo de mi clase de gimnasia. Mi ropa es tan apretada que deja muy poco para la imaginación y me gusta cómo me mira fijamente. Lo que Hank no sabe es que él me parece bastante lindo y hasta me gusta mucho. Una tarde mi madre se va de compras con sus amigas y yo decido volver a casa temprano de mi clase de gimnasia. Hank se sorprende al verme llegar mucho más temprano de lo esperado pero más aún cuando me ve salir de la ducha y camino hasta mi habitación con la toalla apenas cubriendo mi culo y mostrando mis tetas perfectas. Le doy una guiñada y entro a mi habitación, dejando la puerta abierta. Me pongo contenta cuando veo que entra al cuarto y lo llevo hasta la cama. Apenas tiene tiempo para protestar (no sé si quiere hacerlo) cuando ya le estoy sacando los pantalones y veo su polla gigante. Es la polla más grande que he visto en toda mi vida. Me doy vuelta y meto su polla en mi coño y ambos nos sentimos mucho mejor. Él ya se ha follado a mi madre hoy más temprano, por lo tanto quizás esto sea demasiado para él. Pero con suficiente práctica, ya se va a acostumbrar a este nuevo estilo de vida.

Crear mi cuenta gratuita