El Placer Prohibido de la Abuelastra

El Placer Prohibido de la Abuelastra

94%
Nina Hartley
29:12 | Vistas 530,589

Tener una madrastra no es algo tan raro estos días, pero una abuelastra sexy sí que es algo increíble, especialmente cuando lo único que quiere es jugar con tu pija. Luego de pasar la tarde trabajando en el fondo, ella me ofreció un poco de té helado y dijo que me diera una ducha si quisiera. No pensé nada al respecto pero sus intenciones se hicieron evidentes una vez que salí de la ducha. Me estaba esperando sin ropa y sabía exactamente lo que quería. Parecía aún más sexy desnuda y se me puso dura la pija al ver sus tetas enormes. Me empujó hacia la cama y me dio la mejor chupada de mi vida. Esta sí que era una mujer con experiencia y me sorprendió su hambre por pija. Terminó usando mi pija como su propio juguete sexual. Lamió, chupó, masticó suavemente mi pija. Me quedé casi paralizado de placer y parecía que nunca iba a terminar. Finalmente acabé en su boca y se tragó hasta la última gota.

Crear mi cuenta gratuita